Cambio climático: nuestro planeta, nuestros hijos, nuestro futuro

  • 10/20/2020 10:33 am ET Ana Barajas
A pollution filled sky at sunset

Screenshot / YouTube

En las últimas décadas, la contaminación del aire se ha transformado en una amenaza global que demanda la atención mundial y una inminente inclusión del tema en las agendas económicas, políticas y climáticas a nivel internacional.

Según investigadores del Instituto de Química Max Planck en Alemania, los niveles de contaminación en el 2015 causó 8.8 millones de muertes prematuras en el mundo, lo que corresponde a un acortamiento de aproximadamente 2.9 años en la expectativa de vida per cápita.

Como resultado de un insostenible crecimiento económico global y una urbanización acelerada, el efecto negativo de las emisiones contaminantes se ha esparcido a regiones diversas y a poblaciones de gente mas y mas expansivas al rededor del mundo entero. Desde el 2005, la Organización Mundial de la Salud continuamente publica actualizaciones de su Guía de Calidad del Aire (AQGs) con recomendaciones para disminuir la presencia de los principales contaminantes en el aire, los cuales menciona como el dióxido de nitrógeno, el ozono, el material particulado y el dióxido de sulfuro.

Materia particular

Basado en sus estudios, el 92% de la población mundial actualmente vive en áreas altamente contaminadas en donde hay una comprobada concentración de por lo menos uno de estos principales elementos contaminantes.

Esta situación tiene un profundo impacto no solo a nivel de salud pública, sino también a nivel individual, ya que vivir en un zona altamente contaminada conlleva un alto riesgo de afectar la calidad de vida, salud y longevidad del individuo.

En zonas urbanas con una alta densidad poblacional hay una dispersión más elevada de contaminantes que afectan y modifican el medio ambiente. Estos niveles concentrados de partículas contaminantes provienen de la construcción, plantas de energía, agricultura comercial, carros e incendios y su presencia es especialmente peligrosa para los habitantes de la zona.

Estudios realizados recientemente han demostrado los efectos dañinos que esta materia partícula (PM 2.5) tiene en el cuerpo humano. Estas partículas diminutas pueden penetrar los pulmones y causar inflamación crónica en todo el cuerpo, la cual causa enfermedades con el tiempo. El contacto prolongado a estos contaminantes también está ligado al desarrollo de problemas cardíacos, el cáncer y la muerte prematura.

Las personas de la tercera edad, los niños, las mujeres embarazadas y personas con diabetes o enfermedades cardiacas y pulmonares son especialmente susceptibles a los efectos adversos de esta materia particular y requieren medidas de protección especiales.

Contaminación del aire y esperanza de vida

Según el Reporte del Estado Global del Aire (2019), está estimado que la contaminación del aire acorta la expectativa de vida de los niños por un promedio de 20 meses. Otro estudio del mismo año encontró que la contaminación del aire puede afectar también la salud mental en los niños, llegando a causar trastornos de adaptación, esquizofrenia y pensamientos suicidas.

La contaminación no solo afecta la salud física y mental de los niños pero también amenaza el bienestar de las mujeres embarazadas y de sus bebés. Durante el embarazo, el ritmo respiratorio aumenta porque el corazón necesita trabajar el doble para poder circularle sangre a la madre y al bebe. Esto hace que las mujeres embarazadas se vuelvan especialmente vulnerables dado el incremento respiratorio y el potencial exceso de partículas contaminantes inhaladas.

Muchos estudios han encontrado una fuerte correlación entre la contaminación del aire y los efectos negativos en la salud de los niños que aún se encuentran en el vientre materno.

Investigadores en la Escuela de Medicina Mount Sinai en Nueva York encontraron que mientras más expuesta estuviese la madre a la contaminación durante el embarazo, más probabilidad había de una inestabilidad en el ritmo cardiaco del bebe bajo situaciones de estrés. Otros riesgos adversos en bebés por nacer causados por la contaminación y demostrados por otros estudios relacionados incluyen: daños inflamatorios en la circulación de sangre a la placenta, baja tasa de crecimiento fetal, hipotiroidismo congénito, partos prematuros y un mayor riesgo de muerte en recién nacidos.

Estos descubrimientos, basados en la evidencia, firmemente apoyan la idea que es indispensable que los gobiernos locales y nacionales urgentemente formulen e implementen políticas para mejorar nuestra calidad de aire, no solo para la mejoría positiva de nuestra la salud pública e individual, sino por la protección de los grupos más vulnerables de nuestra población, dentro de los cuales se encuentran los niños y las mujeres embarazadas.

Vote Like A Madre

Como mujeres Latinas y madres, es importante para nosotras entender y usar el poder de nuestras decisiones y tomar acciones en la maternidad para consistentemente construir un mundo mejor y más seguro para nuestros hijos. Tenemos que entender que a través de la participación activa y de votar por candidatos que apoyen iniciativas sobre el cambio climático basadas en la ciencia significa que estamos escogiendo un mundo mejor y más justo para nuestros hijos, en donde la vida tiene un chance de ser universalmente respetada.

Pinky promise your kids to #VoteLikeAMadre and fight climate change so they'll always have clean air to play outside.Prómeteles a tus hijos que vas a votar por ellos y proteger el medio ambiente. Así tendrán aire limpio y podrán jugar afuera. #VoteLikeAMadre #election2020 #vote

Posted by Vote Like A Madre on Thursday, September 3, 2020

Es por esta razón que iniciativas como Vote Like A Madre son tan importantes, para hacer que nuestro voto cuente y seamos transformadoras de nuestras realidades. Madres latinas, tenemos que estar activas por el futuro de nuestros hijos y nuestra comunidad.

Haga su Pinky Promise hoy. ¡Luego haga su plan para votar!

Aviso legal: este artículo patrocinado fue producido y distribuido en asociación con Latino Victory Project, en apoyo de la campaña Vote Like a Madre.

You May Also Like:

*****
Back To Front Page